Castel Sant’Angelo. El Mausoleo de Adriano en Roma.

El Castel Sant’Angelo es uno de los edificios más imponentes que se encuentran en Roma, a orillas del Tíber y justo enfrente de uno de los puentes más bellos de Roma, el Puente de Sant’Angelo. Se trata ni más ni menos que el que fuera el mausoleo de Adriano, uno de los más importantes emperadores de la época más gloriosa de la Antigua Roma.

Lo cierto es que Adriano, cuyo origen lo debemos encontrar en Itálica (en la Península Ibérica) no pudo ver terminada su obra antes de fallecer. El Castel Sant’Angelo se empezó a construir en el año 135 y aunque los trabajos fueron rápidos, pues se terminó en el 139, el Emperador había fallecido ya en el año 138.

Como es el Castel Sant’Angelo

El Castel Sant’Angelo es una enorme mole de sección circular que se yergue justo en la orilla del Tíber. Sin embargo, el edificio se edificó encima de una base cuadrada de unos 85 metros de lado y 15 de altura. Sobre esta base es donde se alza el Castel Sant’Angelo de sección circular y un radio de unos 65 metros. La altura del edificio es de unos 20 metros.

Para la construcción se utilizaron distintos materiales como piedra volcánica rojiza, piedra blanca calcárea blanquecina (el travertino de Tívoli) y el clásico hormigón romano.

En el momento de su construcción el edificio recibió el nombre de Hadrianeum dado que su función, como decimos, era el de servir de mausoleo de Adriano.

Para acceder el interior del mausoleo debía recorrerse una enorme rampa helicoidal. Aun hoy en día se conserva parte de esta rampa que es por donde el viajero del siglo XXI termina el recorrido por el Castel Sant’Angelo (se conservan 122 metros).

Castel Sant Angelo

Historia del Castel Sant’Angelo.

Sin embargo, aunque en un principio el Castel Sant’Angelo desempeñó la función por la que había sido diseñado, durante su larga historia ha sido reconvertido en distintas ocasiones. En este sentido, Castel Sant’Angelo ha desempaño las funciones de gran fortaleza militar, ya a partir del siglo V. Es por este motivo que el castillo fue ampliado y abastecido con torreones y grandes baluartes defensivos que se fueron ampliando a lo largo de los siglos.

Pero algo curioso de esta fortaleza, es que el Castel Sant’Angelo ha desempeñado también las funciones de refugio papal en momentos en que la seguridad del Santo Padre ha sido puesta en duda .Hay que tener en cuenta que el enorme poder papal ha dado origen a muchas revueltas a lo largo de la historia, de manera que no en pocas ocasiones, el Santo Padre debió refugiarse en el Castel Sant’Angelo (se encuentra a menos de un kilómetro de la Basílica del Vaticano) a fin de ponerse a salvo.

Esto ha sucedido en varias ocasiones pero una de las más conocidas fue durante el pontificado de Clemente VII, momento en que la ciudad de Roma fue saqueada de la mano de las tropas reales de Carlos I de España, que en aquel momento era el Emperador del Sacro Imperio Romano-Germánico. En realidad, desde finales del siglo XIII ya existía en Passeto, un corredor de 800 metros que conectaba el Vaticano con Castel Sant’Angelo y que fue por donde el Santo Padre pudo escapar.

Pero desde luego, el Castel Sant’Angelo ha desempeñado otras funciones, incluida la de cárcel.

Castel Sant’Angelo

Visitar Castel Sant’Angelo. ¿Merece la pena? Precio y horario.

¿Merece la pena visitar Castel Sant’Angelo? La verdad es que se trata de un edificio impresionante, de los más majestuosos que han quedado de la Antigua Roma. Sin embargo también es verdad que el interior del mismo es bastante simple. Eso sí, alguna de las antiguas dependencias papales fueron bellamente decoradas y han mantenido la ornamentación.

Quizá si vuestra visita a Roma es de más de 3 o 4 días o ya habéis estado en la ciudad en otras ocasiones sí que os merece la pena visitar Castel Sant’Angelo. En caso contrario, quizá merece la pena dar prioridad a otros lugares.

La visita al Castel Sant’Angelo tiene un coste de 10 euros. El reciento está abierto cada día entre las 9.900 y las 19.00 horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Como todo sitio de internet, La Guia Viajera emplea cookies para prestar sus servicios, personalizar anuncios y analizar el tráfico. Los datos de su navegación (pero no los personales) se comparten con nuestros partners. Si continúa navegando está dando su consentimiento para aceptar las cookies. + INFO. ACEPTAR

Aviso de cookies