CEMENTERIO JUDÍO DE PRAGA. El cementerio más bello del mundo.

El cementerio judío de Praga es una de las visitas más interesantes de la capital de la República Checa. Si bien es cierto que muchos cementerios se van incorporando, poco a poco, a las rutas turísticas de distintas ciudades, en el caso del cementerio judío de Praga, su visita se ha convertida en la más interesante del barrio judío de Praga, el Josefov, ya de por sí muy interesante.

Se sabe de la existencia del cementerio judío de Praga en esta localización desde 1439. Cerca de 100.000 personas habrían podido ser enterradas en este camposanto. Esto, que a primera vista parece difícil de entender, dado que se localiza en una superficie más bien pequeña, tiene su explicación. Se sabe que a lo largo de los siglos, las lápidas han ido amontonándose en distintas capas superpuestas, de manera que el cementerio judío de Praga podría tener hasta diez o doce apilamientos de los que, lógicamente, solo podemos visitar el superior. Esto tiene su explicación dado que según las leyes judías a los judíos no les está permitido destruir tumbas judías.

No es el cementerio judío de Praga un lugar especialmente lúgubre. No esperemos aquí historias de miedo ni de almas danzando en pena. Sin embargo sí que es conocido que en el cementerio judío de Praga fueron enterrados algunos personajes ilustres. Quizá sea la tumba del Rabino Judah Loew una de las más conocidas, a cuya persona se atribuye la creación del mito del Golem.

La tumba más moderna que podemos encontrar en el cementerio judío de Praga o Viejo cementerio Judío es de 1787. Y decimos viejo cementerio, porque existe otro cementerio judío en la ciudad de Praga que sustituyó al anterior, cuando este ya no podía crecer ni en superficie ni con más apilamientos. En este nuevo cementerio se encuentra enterrado, por ejemplo, el fascinante escritor judío Franz Kafka, que algunos visitantes buscan erróneamente en el viejo cementerio judío de Praga.

Aunque el cementerio judío de Praga se ha convertido, desde hace un tiempo, en un verdadero espectáculo turístico, no hay que olvidar el fin con que fue creado, de manera que debe ser visitado en silencio y con respeto. Podremos observar como muchas de las gastadas y centenarias lápidas están cubiertas de pequeñas piedras. Es esta una costumbre muy habitual de la comunidad judía.

En cementerio judío de Praga ha sido elegido, en varias ocasiones, como uno de los más bellos del mundo.

Viejo Cementerio Judío Praga

CEMENTERIO JUDÍO DE PRAGA. DONDE ESTÁ. COMO LLEGAR.

El cementerio judío de Praga se localiza en el barrio de Josefov a escasos 500 metros de la plaza de la ciudad vieja de Praga y a menos de 100 del metro Staromestska, el más cercano. Debe visitarse el cementerio judío de Praga durante la visita al barrio judío.

CEMENTERIO JUDÍO DE PRAGA. HORARIO DE APERTURA.

Abierto de 9.00 a 18.00 (en invierno, hasta las 16.30).

CEMENTERIO JUDÍO DE PRAGA. PRECIOS.

Entrada general: 300 CZK.

Entrada Reducida: 200 CZK.

La entrada al cementerio judío de Praga comprende los distintos espacios del barrio judío que forman parte del Museo Judío de Praga: 4 sinagogas y el hall ceremonial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Como todo sitio de internet, La Guia Viajera emplea cookies para prestar sus servicios, personalizar anuncios y analizar el tráfico. Los datos de su navegación (pero no los personales) se comparten con nuestros partners. Si continúa navegando está dando su consentimiento para aceptar las cookies. + INFO. ACEPTAR

Aviso de cookies