Jeanneke Pis. Bruselas también tiene una meona.

Conocida es la figura del Manneken Pis, una de las estatuas más famosas del mundo entero. Ya sabéis, aquel pequeño niño orinando que se muestra en pleno centro de Bruselas. Sin embrago, la capital belga también tiene su meona, es decir la réplica femenina al Manneken Pis. Y su nombre es el de Jeanneke Pis.

En este caso, la estatua de esta jovenzuela orinando es mucho más moderna que la del chico, pues se trata de una obra de 1987. Se trata, como el caso de la escultura masculina de una pequeña obra, de bastante menos de un menos de altura y que, además, está de cuclillas.

La verdad es que la Jeanneke Pis, aunque mucho menos conocida, poco a poco se va abriendo paso entre los turistas a la vez que ha abierto el corazón de los bruselienses. Además, la pequeña estatua se localiza en un lugar bastante céntrico.

Donde está la Jeanneke Pis de Bruselas.

Efectivamente, llegar a la Jeanneke Pis es relativamente fácil desde la Grand Place de Bruselas. Eso sí, apuntaros la dirección porque no es tan conocida y muchos transeúntes pueden desconocer su existencia. La Jeanneke Pis se encuentra en la calle Impasse de la Fidélité 10-12, un pequeño callejón que sale de Rue des Boucher, a tres minutos desde la gran plaza. La estatua en cuestión se encuentra justo al final del callejón que, por cierto, no tiene salida.

Tirar una moneda a la fuente de Jeanneke Pis para un bonito propósito.

La Jeanneke Pis hace sus necesidades encima de una fuente y, como en muchos otros lugares turísticos del mundo, es habitual que los turistas echen unas monedas a la misma. No sé si será en busca de buena suerte o para asegurarse en retorno a Bruselas, pero lo cierto en que todo el dinero que se recolecta en la fuente de Jeanneke Pis  se destina a una buena obra. Concretamente, a la lucha contra el cáncer.

La única pega es que muy a menudo, la estatua en cuestión se encuentra tras unas rejas que se encuentran cerradas.

Buenas cervezas junto al Jeanneke Pis.

Aprovechando que se visita la Jeanneke Pis, no está de más pararse a tomar una (o varias) cervezas en una de las cervecerías más míticas de la ciudad. Nos referimos al Delirium Café, que se encuentra en el mismo callejón y donde es conocido que se sirven centenares de cervezas de todo el mundo, particularmente, las famosas cervezas belgas.

Sea como sea, no os perdáis la visita a la meona de Bruselas, la pequeña Jeanneke Pis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *