Minas de sal de Wieliczka. Una excursión desde Cracovia imprescindible.

Las minas de sal de Wieliczka suponen otra de las excursiones desde Cracovia más interesantes que se pueden hacer. Y tal afirmación no es baladí, pues hay que tener en cuenta que las minas de sal de Wieliczka forman parte de la lista del Patrimonio d la Humanidad desde que fueran inscritas en 1978.

Las minas de sal de Wieliczka, explotadas desde el siglo XIII.

Estas minas se localizan en la población de Wieliczka, a solamente unos 20 kilómetros de la antigua capital polaca de Polonia. Se sabe de la existencia de estas minas de sal de Wieliczka y de su explotación desde el siglo XIII ni más ni menos. Desde aquel momento, la extracción de la sal ha sido continuada y, en realidad, hoy en día siguen en activo.

La visita a la minas de sal de Wieliczka permite recorrer un buen número de salas y corredores de este auténtico laberinto de galerías, aunque, desde luego, no todos, pues los kilómetros de galerías que suman el total de las minas es de varios centenares de kilómetros.

El recorrido, en este sentido, se limita a unos 3.5 kilómetros de galerías y salas, que no es poco. Durante el trayecto, el visitante no solo se sorprenderá de la multitud de galerías si no que se maravillará con las obras de artes labradas por los propios mineros. Se trata de un gran conjunto de estatuas de sal labradas a golpe de pico que resultan verdaderamente sorprendente y que podrían haber sido firmadas por algunos de los mejores escultores de la historia.

Podréis distinguir algunas obras realmente excepcionales como una Santa Cena o la estatua de Juan Pablo II, el antiguo Papa, que era originario de Polonia y sigue siendo una persona muy venerada en el país.

Minas de Sal de Wieliczkacrédito de la foto

Durante el recorrido por las minas de sal de Wieliczka se pasa por 22 salas, incluyendo un lago subterráneo. Sin embargo, el momento culminante del recorrido llego al visitar la Capilla de St. Kinga. Se trata de una enorme sala, con una longitud de 54 metros, decorada de forma virtuosa como si se tratara de una auténtica iglesia. No es de extrañar que sea conocida como la Catedral de las minas de sal de Wieliczka.

Como visitar las minas de sal de Wieliczka.

Hay varias posibilidades, pero hay que tener en cuenta que, en temporada alta y puentes, pueden existir grandes colas para acceder a la misma e, incluso, terminarse los billetes. Las minas de sal de Wieliczka son visitadas por casi un millón de viajeros cada año y es una de las excursiones desde Cracovia más demandadas.

1. Llegar en transporte público: el autobús 304, muy lento y con muchas paradas, que sale desde cerca de la Galería Krakowska. También se puede ir en tren, desde la Estación Central de Cracovia.

2. Excursión organizada: al final resulta casi el mismo precio que ir por libre y te aseguras la entrada. En el tour está incluido el autobús desde Cracovia, la guía en español y la entrada a la minas de sal de Wieliczka. Tiene un precio muy ajustado y lo podéis mirar aquí.

Otra excursión desde Cracovia es la del Campo de Concentración de Auschwitz. Aquí escribimos acerca de su visita.

crédito foto de portada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *