La Sirenita de Copenhague. Una de las estatuillas más famosas de Europa.

La Sirenita de Copenhague es una de las esculturas más famosas de Europa y del mundo entero. En cierta manera, podríamos llegar a decir que la Sirenita de Copenhague no solo es la habitante más famosa de la capital de Dinamarca si no su símbolo más conocido. En este post os explicaremos quien es la Sirenita de Copenhague y como llegar gasta esta famosa escultura.

Quien es la Sirenita de Copenhague.

Es curioso que a diferencia de otras esculturas conocidas que se localizan en el mundo entero, la más famosa de la capital danesa no hace referencia a ningún personaje histórico famoso si no a la figura más conocida del escritor Hans Christian Andersen, uno de los más famosos autores de cuentos infantiles, a la altura de los hermanos Grimm.

La Sirenita de Copenhague hace referencia al personaje del cuento homónimo editado en 1837. Se trata de un cuento de hadas, donde la famosa Sirenita vive en un mundo subacuático acompañada de su padre, sus hermanos y su abuela. Al llegar a los 15 años y salir a la superficie, la Sirenita en cuestión se enamoró de un Príncipe, como todo buen cuento que se precie, aunque el príncipe en cuestión no lo sabía. La Sirenita salvó al apuesto joven tras una tormenta que acabó por hundir el barco del príncipe. Pero aquél era un amor imposible y… bueno, no voy a hacer más spoiler del cuento en cuestión, aunque sí que os diré que la fama de la Sirenita de Copenhague no solo se debe al libro editado en el siglo XIX si no a las muchas adaptaciones de la obra, tanto para el cine (y no solo la más famosa obra de Disney si no también adaptaciones japonesas) como para otras artes, como un musical o un ballet.

La cuestión es que la Sirenita fue adoptada por los daneses, desde el primer momento, como uno de sus personajes más queridos, de manera que el 23 de agosto se instala la famosa estatuilla en la bahía del puerto de Copenhague. Concretamente, en el Parque Langelinie. Lo que poca gente sabe es que la iniciativa de hacer tallar la Sirenita e instalarla en el puerto de Copenhague se debió a una apuesta privada. Concretamente, al deseo del cervecero Carl Jacobsen, fundador de la más famosa de las cervezas de Dinamarca, la Carlsberg, y gran filántropo y mecenas.

Edvard Eriksen, escultor danés, fue el encargado de tallar la obra que tiene una altura de 1 metro y 25 centímetros y un peso de 175 kilos. Desde luego, no es que se trate de una Sirenita obesa, si no que el peso se debe al uso de bronce como material de construcción.

La Sirenita de Copenhague, aunque muy querida por el pueblo, no se ha librado de múltiples ataques vandálicos desde que se le encontró su lugar en el parque. En algunas ocasiones ha perdido la cabeza o el brazo. En otras ocasiones ha amanecido pintada por completo.

La Sirenita de Copenhague, un personaje muy poco viajero.

Curiosamente, hasta casi los 100 años de edad, la Sirenita no abandonó jamás el puerto de Copenhague. Fue en 2010, cuando la famosa estatuilla abandonó sus aposentos junto al mar para visitar la exposición universal de Shanghai. Y allí se mantuvo hasta que terminó la exposición, 6 meses más tarde.

Donde está la Sirenita de Copenhague. Como llegar.

La Sirenita se localiza en el parque Langelinie, a unos tres kilómetros a pie del ayuntamiento de Copenhague y a unos dos del Canal Nihavn, otro de los lugares más turísticos de la ciudad. Desde el canal hay que seguir la calle Strandstraede y seguir por Amaliegade, que pasa por el Palacio Real. Esta calle llega hasta la Fuente de Gion, un punto famosísimo a los pies de la fortaleza de Copenhague, el Kastellet. 500 metros más adelante, siguiendo la orilla del Sydhavnen, encontraréis la Sirenita de Copenhague.

Crédito de la foto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *