Catacumbas de Roma. Visitar las Catacumbas de San Calixto, un imprescindible de Roma.

Las Catacumbas de Roma son otra de las visitas más interesantes que pueden hacerse en la capital italiana. Se trata de un conjunto de cementerios que corresponden a la época de los primeros cristianos. Es decir, las catacumbas de Roma empezaron a desarrollarse a partir del siglo II.

Merece la pena saber que, desde hace bastante tiempo, se pueden visitar las Catacumbas de Roma, aunque no todas. Entre las más conocidas y preparadas para recibir visitantes se encuentran las Catacumbas de San Calixto, las Catacumbas de San Sebastián y las Catacumbas de Santa Domitilia.

¿Dónde se encuentran las Catacumbas de Roma?

Las Catacumbas de Roma no se encuentran en pleno centro de la capital italiana. Esto era así porqué en la época de los primeros cristianos, donde estos eran incluso perseguidos, no se les permitía ser enterrados en la propia ciudad. Desde las Termas de Caracalla hay que seguir por Vía San Sebastián y posteriormente por vía Apia Antica para llegar hasta las tres catacumbas comentadas, que se encuentran muy cerca las unas de las otras. Desde Caracalla a las Catacumbas de San Calixto no hay más de tres kilómetros y medio de camino.

Catacomb of San Callistocrédito foto

Visitar las Catacumbas de Roma.

Pero ¿cómo son las catacumbas de Roma?

Las Catacumbas de Roma son una serie de cementerios subterráneos, que forman una extensísima red de corredores y galerías que suman una superficie de centenares de hectáreas y una longitud de más de 150 kilómetros de galerías subterráneas.

En estas galerías subterráneas de las Catacumbas de Roma se estima que fueron enterrados entre 700.000 y un millón de cristianos de los primeros siglos de la cristiandad. El terreno donde se ubicó este cementerio subterráneo estaba formado por toba, una suerte de roca volcánica que resulta muy fácil de trabajar, de manera que la creación de laberintos de pasadizos con sus tumbas era relativamente fácil.

A lo largo de las paredes de estos corredores se dispusieron los nichos donde se depositaba los cadáveres. Normalmente, ni corredores ni nichos estaban especialmente  decorados ni ornamentados, sin embargos en algunos casos sí que podemos encontrar una decoración bastante profusa. Particularmente fue el uso de la pintura al fresco lo más utilizado para decoración de las tumbas y nichos. Se pueden observar escenas de la vida mundana pero también mucha simbología que hace referencia al propio cristianismo, como no podría ser de otra forma. El pavo real o la paloma, símbolos de la eternidad y el alma, son representados de manera bastante habitual.

San Lorenzo Fuori le Murafoto

Las Catacumbas de Roma como espacio de culto

Hay que tener en cuenta que las catacumbas de Roma no solo fueron diseñadas como lugar de enterramiento sí no que también desempeñaron funciones de culto. Generalmente se trataba de lugares bastante oscuros y sin aberturas exteriores, de manera que fue necesario el uso de lámparas. En otros casos, se abrieron óculos que permitían el paso de la luz exterior. En este sentido, en algunas de las Catacumbas de Roma podemos encontrar pequeños altares que habrían sido utilizado para hacer distintos tipos de ceremonias durante estas primeras épocas de la cristiandad.

Las Catacumbas de San Calixto

La visita a las Catacumbas de Roma es posible y las Catacumbas de San Calixto son una de las más preparadas para atraer visitantes. Y la verdad es que merecen mucho la pena. Estas catacumbas se ubican en una superficie total de unas 20 hectáreas que dan cabida a unos 20 kilómetros de galerías que se sitúan a distintos niveles de la superficie terrestre.

Se trata de una necrópolis del siglo II y hay que tener en cuenta que no solo se enterraron aquí ciudadanos comunes si no también hasta 20 pontífices y centenares de mártires. Es decir, en cierta manera, las Catacumbas de San Calixto desempeñaron la función de Panteón Papal durante la época de los primeros cristianos.

La visita a las Catacumbas de Roma, en este caso las de San Calixto, se realizan en pequeños grupos. Se realizan una serie de explicaciones por parte de un guía profesional y posteriormente se recorren una serie de galerías en un recorrido marcado.

La visita tiene una duración de unos 40 minutos. Durante la visita a las Catacumbas de San Calixto se recorren distintas galerías así como la Cripta de Lucina, la Cripta de los Papas y Santa Cecilia, que resultan las zona más antiguas de estas catacumbas y que corresponden al siglo II.

Catacumbas de Roma2crédito de foto

Visita guiada a las Catacumbas de Roma y a la Vía Apia en Español

Existe la posibilidad de realizar una visita guiada en español que combina la antigua Via Apia con la más famosa de las Catacumbas de Roma, las de San Calixto. En esta excursión se recorre la vía Apia con los distintos monumentos y se incluya la entrada preferente a las catacumbas, con una guía de habla hispana, lo que evita las colas que se forman habitualmente en las Catacumbas de Roma, puesto que los grupos de entrada son reducidos.

La excursión sale del centro de Roma y es bastante económica, puesto que también comprende la entrada a las catacumbas con guía. Podéis ver los precios y contratarlo en este enlace.

Lo dicho, Visitar las Catacumbas de Roma resulta una de las visitas más interesante que se pueden hacer en esta ciudad.

Crédito foto de portada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Como todo sitio de internet, La Guia Viajera emplea cookies para prestar sus servicios, personalizar anuncios y analizar el tráfico. Los datos de su navegación (pero no los personales) se comparten con nuestros partners. Si continúa navegando está dando su consentimiento para aceptar las cookies. + INFO. ACEPTAR

Aviso de cookies