El Camino de Santiago como ejemplo de viaje sostenible

A nadie se le escapa, en pleno siglo XXI, la importancia de la sostenibilidad en el desarrollo de la industria turística.

Términos como minimizar la huella de carbono, la necesidad de usar productos kilómetro cero o ser respetuosos con el entorno con la premisa de no dejar más allá de tu propia huella, se han ido incorporando al ideario viajero.

En este sentido, el Camino de Santiago (https://viajecaminodesantiago.com/camino-de-santiago) nos ofrece una oportunidad excelente para practicar turismo sostenible y responsable.

Pocos viajes o ninguno se me ocurren donde el viajero, que en el Camino de Santiago se desplaza a pie o en bicicleta, emita menos gases de efecto invernadero, particularmente dióxido de carbono (CO2). Pero, ¿es posible reducir aún más nuestra huella de carbono?

Por supuesto que sí. Una manera excelente es usar el transporte público y especialmente el tren para llegar a nuestro punto de partida del Camino de Santiago y para regresar a casa.

Otras medidas que nos ayudarán a hacer el Camino de Santiago más sostenible. 

Estas son algunas ideas que harán de tu Camino de Santiago especialmente sostenible, aunque en realidad esto es aplicable a cualquier viaje.

Recicla y usa botellas rellenables. Vas a necesitar mucha agua durante el Camino de Santiago. No hace falta que cada día compres una botella de agua de plástico. Usa tu propia botella rellenable. Cada botella de plástico puede tardar miles de años en biodegradarse. Tenemos la suerte que el agua del grifo suele ser potable en toda España. Y además, encontrarás fuentes donde rellenar tu botella durante todo el Camino.

Duerme y come en pequeños hoteles y restaurantes familiares o albergues. Huye de los grandes complejos hoteleros. En general, los restauradores locales son ejemplo de sostenibilidad, usando, además, productos de proximidad.

Visita las pequeñas industrias locales, especialmente las artesanales. Uno de los mandamientos del viajero debe ser el de incluir el compromiso con el producto local. El Camino de Santiago ofrece la oportunidad de visitar pequeñas bodegas, hornos artesanos o queserías. Una buena oportunidad para hacer tu Camino más sostenible.

Es esto aplicable no solo a los Caminos de Santiago que pasan únicamente por España. El Camino de Santiago portugués (https://viajecaminodesantiago.com/camino-portugues), supone una excelente oportunidad para disfrutar de la gastronomía local, en un país especialmente comprometido con el producto local.

Utiliza productos de higiene personal y respetuosos con el medio ambiente. Escoge, suenpre que puedas, productos biodegradables.

Respeta el hábitat. Y especialmente, la flora y fauna. No arranques flores. No interactues con animales. Dales preferencia siempre. Son ellos que están en su hábitat y tu, solo estás de paso.

Reduce el consumo de recursos. Ahorra en energía, usa la ducha en lugar de la bañera y cierra el grifo mientras no sea estrictamente necesario mantenerlo abierto, haz un uso moderado de la calefacción o el aire acondicionado… medidas que puedes aplicar en todos tus viajes y también en casa.

Estas son sólo algunas medidas que harán de tu Camino de Santiago aún más sostenible. Ya sabes: nuestro planeta no tiene plan B. Y ya que viajar es nuestra pasión, hacerlo de manera responsable debe ser nuestra obligación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Como todo sitio de internet, La Guia Viajera emplea cookies para prestar sus servicios, personalizar anuncios y analizar el tráfico. Los datos de su navegación (pero no los personales) se comparten con nuestros partners. Si continúa navegando está dando su consentimiento para aceptar las cookies. + INFO. ACEPTAR

Aviso de cookies