Catedral de Amberes. Visita, horarios y precios.

La Catedral de Amberes es una de las más importantes de Flandes  (en realidad, el mayor edificio gótico de toda Bélgica) y uno de los monumentos más importantes que ver en Amberes. Yo diría que junto al Museo Plantin-Moretus y la Casa de Rubens o Rubenshuis forma parte de la triada de lugares que no os debéis perder en esta ciudad situada a solo 50 km de Bruselas, la capital del país (en este post podéis leer cómo ir de Bruselas a Amberes).

La Catedral de Amberes no solo es un precioso edificio gótico. Se trata, además, de un pequeño museo donde podemos encontrar varias fenomenales obras del Pedro Pablo Rubens, el famoso pintor que desarrolló gran parte de su carrera artística en Amberes. Este punto ya sería un motivo suficiente para visitar la Catedral de Amberes.

Antes de hablaros acerca de este monumento, os dejo con los asuntos prácticos para visitar la Catedral de Amberes.

Catedral de Amberes. Horarios y precios.

  • Lunes a viernes: 10.00 a 17.00.
  • Sábado: 10.00 a 15.00 p.m.
  • Domingos y festivos: 13.00 a 17.00

Precio para visitar la Catedral de Amberes.

  • Entrada regular: 8€
  • Entrada reducida: 6€ (grupos de 20 personas, estudiantes y mayores de 60 años).

Dónde está la Catedral de Amberes.

Encontraréis la Catedral de Amberes en el centro histórico de la ciudad, a tres minutos a pie de la Plaza del Mercado. Concretamente, en la plaza Groenplaats.

La Catedral de Amberes y las pinturas de Rubens en la Catedral de Amberes.

La Catedral de Amberes se empezó a construir en 1352, aunque no se terminó hasta 1521. Se trata de un precioso edificio gótico, que es el mayor en este estilo alzado jamás en los Países Bajos históricos. La Catedral de Amberes está dedicada a Nuestra Señora.

En su fachada destaca una enorme torre gótica que se alza hasta los 123 metros de altura. Es la Torre Norte, ya que la Torre sur no se llegó a completarse jamás. De esta manera la fachada occidental de la Catedral de Amberes queda realmente asimétrica. La parte alta de esta torre norte está ornamentada con un gran reloj.

En la fachada occidental de la Catedral encontramos las tres puertas de entrada principal. La central queda en el cuerpo medio de la fachada y es de mayor tamaño. Las laterales, en la base de las torres, son más pequeñas.

Por encima del portalón de entrada, encontramos una gran vidriera. A diferencia de las grandes catedrales francesas, como Notre Dame o Amiens, en la Catedral de Amberes no encontraremos ni Galería de Reyes ni un gran rosetón ornamental en este cuerpo central.

Al visitar la Catedral de Amberes os vais a dar cuenta de que se trata de un monumento realmente inmenso y con mucha luminosidad. Aunque inicialmente era un templo de cinco naves, a finales del siglo XV se añadieron dos naves más en el lateral, algo bien poco habitual. Se esta manera se amplió la anchura hasta los 75 metros.

Catedral de Amberes

La longitud de la Catedral de Amberes es de 120 metros. Como os dije, al visitar la Catedral de Amberes vais a conocer, en realidad, un pequeño museo con un buen número de obras de arte realmente excepcionales.

La palma se la lleva el conjunto pictórico obra de Pedro Pablo Rubens, el pintor flamenco más importante del barroco. Sin embargo, otros pintores célebres como como Otto van Veen, Jacob de Backer o Marten de Vos están también representados. También el español Bartolomé Esteban Murillo tiene un Francisco de Asís ornamentando la catedral.

En este sentido, El Descendimiento de la Cruz es quizá la obra más famosa de Rubens en la Catedral de Amberes y tiene el rango de una de las 7 maravillas de Bélgica. Fue pintada en 1612 por encargo de la corporación de los mosqueteros de la ciudad de Amberes.

Rubens en la Catedral de Amberes

 

El Tríptico de La Elevación de la Cruz es otra obra de Rubens que encontraréis en la Catedral de Amberes. Se trata de un trabajo de grandes dimensiones, con tres paneles de 4.60 metros de alto por 3.40 metros el panel central y 1.5 metros los paneles laterales. Esta obra fue realizada para decorar el altar mayor de la iglesia de Santa Walburga. Sin embargo fue trasladada a la Catedral de Amberes en 1816, donde se puede admirar en la actualidad.

Dos obras más que no os pasarán desapercibidas son la Asunción de la Virgen y la Resurrección de Cristo. La primera, otra obra de gran formato; y la segunda un tríptico, aunque de menores dimensiones. La verdad es que seguir la obra de Rubens en la Catedral de Amberes es una maravilla.

Rubens en la Catedral de Amberes

Sin embargo, visitar la Catedral de Amberes es mucho más que seguir la obra de Rubens. Otros tesoros que no os debéis perder son el altar mayor o el bellísimo púlpito de madera procedente de la Abadía de San Bernardo. También son de madera los confesionarios del siglo XVIII, que están entre los más bonitos de los Países Bajos.

Catedral de Amberes

Así mismo, merece la pena echar un vistazo a los órganos de la catedral. Un es más moderno y otro más antiguo. Este último es el de Pierre Schyven, de 1891, pero incluye una preciosa caja del año 1657 que fue diseñada por Erasmus Quellin II.

Lo dicho, uno de los lugares más bonitos que ver en Amberes es esta fenomenal catedral donde podréis seguir parte de la obra de Rubens y muchos otros tesoros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Como todo sitio de internet, La Guia Viajera emplea cookies para prestar sus servicios, personalizar anuncios y analizar el tráfico. Los datos de su navegación (pero no los personales) se comparten con nuestros partners. Si continúa navegando está dando su consentimiento para aceptar las cookies. + INFO. ACEPTAR

Aviso de cookies