Catedral de Palma de Mallorca. Horarios, precio y visita.

La Catedral de Palma de Mallorca (o, simplemente, Catedral de Mallorca) es el más importante de los templos cristianos de las Islas Baleares y una de las visitas imprescindibles que ver en Palma de Mallorca.

En este post os vamos a contar los horarios y los precios para visitar la Catedral de Palma de Mallorca, así como sus aspectos más relevantes.

Horarios y precios de la Catedral de Palma de Mallorca.

Hay que saber que para visitar la Catedral de Palma de Mallorca en un visita turística, deberéis pagar entrada. Otra posibilidad es asistir a la celebración de la misa. Sin embargo, en este caso no podréis visitar la Catedral de Palma de Mallorca, si no que os tendréis que quedar sentados.

Horarios de la Catedral de Palma de Mallorca

  • Horarios de Verano (1 junio – 30 de septiembre)
    • De lunes a viernes: 10:00h a 18:15h
    • Sábados: 10:00h a 14:15h
  • Horarios Temporada media (abril, mayo y octubre)
    • De lunes a viernes: 10:00h a 17:15h
    • Sábados: 10:00h a 14:15h
  • Horario de Invierno (noviembre a marzo)
    • De lunes a viernes: 10:00h a 15:15h
    • Sábados: 10:00h a 14:15h

Hay que tener en cuenta que, además, la Catedral de Palma de Mallorca no acepta visitas turísticas durante los festivos religiosos o año nuevo (1 enero, 6 enero, Jueves Santo, Viernes Santo, Lunes de Pascua, Navidad, 26 de diciembre…) y que puede que cierre en otros días puntuales.

Precios para visitar la Catedral de Palma de Mallorca.

  • Entrada general: 8€.
  • Mayores de 65 años: 7€
  • Estudiantes y desempleados: 8€

Cómo es la Catedral de Palma de Mallorca. Visitar la Catedral de Palma de Mallorca.

La Catedral de Mallorca fue mandada construir tras la llegada de los cristianos a las Islas Baleares. Es decir, tras la conquista por parte de Jaime I el Conquistador en el siglo XIII. En aquel momento, se sustituyeron los distintos edificios musulmanes existentes por sus equivalentes cristianos.

En este sentido, justo donde se ubicaba el Alcázar musulmán se construyó el Palacio de la Almudaina y en el lugar donde se alzaba la mezquita se alzó una nueva iglesia que recibiría el nombre de Santa María de Palma de Mallorca.

Desde luego, al visitar la Catedral de Palma de Mallorca vamos a ver un templo que ha ido evolucionando a lo largo del tiempo ya que, en realidad, su construcción no se dio por finalizada hasta el siglo XVII. E incluso así, en el interior podremos ver las aportaciones llevadas a término en en los siglos XX y XXI, donde tomaron parte arquitectos y artistas de la talla de Antoni Gaudí y Miquel Barceló.

Antes de entrar a visitar la Catedral de Palma debéis echarle un vistazo a su exterior. Esta edificada en lo que conocemos como gótico levantino, que era propio de la Corona de Aragón. Desde fuera podría semejar una gran fortaleza, con sus enormes contrafuertes y con doble conjunto de arbotantes.

La fachada sur de la Catedral de Palma de Mallorca da al frente marítimo, de manera que debía impresionar bastante a los que llegaban a la ciudad por vía marítima. La fachada occidental, que es la principal, presenta una gran portalada sobre la que se sitúa una gran rosetón. Este cuerpo central queda enmarcado por dos contrafuertes dispuestos a modo de torres, que se culminan con pináculos góticos.

Para visitar la Catedral de Palma de Mallorca debéis entrar por la Puerta de la Almoina, contigua a la fachada norte.

El interior de la Catedral de Palma de Mallorca.

Solo entrar os vais a dar cuenta que las medidas de la Catedral de Palma de Mallorca son verdaderamente sorprendentes. Hablamos de 121 metros de la largo por 55 de anchos, para albergar tres naves separadas por grandes pilares, bastante estrechos por lo altos que son, algo que es bastante habitual del gótico levantino. Además, se situaron capillas laterales en los contrafuertes. No encontramos, sin embargo, el deambulatorio habitual de la catedrales francesas.

La bóveda, con crucería gótica, se cierra a 45 metros de altura.

Algunos de los tesoros que hay que ver en la Catedral de Mallorca son los siguientes.

Obra de Gaudí: Antoni Gaudí trabajo en varios aspectos de la catedral durante los primeros años del siglo XX. En el altar, por ejemplo, encontramos un frente de altar metálico, precioso, así como un gran baldaquino. Curiosamente, el que ha quedado expuesto era solo el prototipo en cartón. Parte del presbiterio también lleva la impronta del genial creador de la Sagrada Familia.

Capilla del Santísimo, obra de Miquel Barceló: el artista mallorquín más universal del siglo XXI trabajó en la curiosa capilla del Sacramento. Se trata de un gran trabajo en cerámicas de colores, que no deja indiferente a nadie y que recibió bastante criticas.

2 púlpitos preciosos, muy trabajados en piedra, que son obra de Juan de Sales. Fueron creados durante el siglo XVI.

Sepulcros de los Reyes Jaime II y Jaime III. Están situados en el presbiterio, de manera que no será fácil poderlos ver. Se trata de una obra de Frederic Marés, de principio del siglo XX.

Rosetón Mayor. Al visitar la Catedral de Palma de Mallorca podremos ver uno de los mayores rosetones construidos jamás, con 150m2 y un diámetro de casi 14 metros. Es conocido como el Ojo del Gótico. Sus vidrieras configuran la Estrella de David.

A parte de estos tesoros, la verdad es que toda la Catedral de Mallorca merece una visita detenida. Con su órgano o con sus muchos capillas laterales. Contad que vais a dedicar un buen rato a visitar uno de los lugares más bellos que ver en Palma de Mallorca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Como todo sitio de internet, La Guia Viajera emplea cookies para prestar sus servicios, personalizar anuncios y analizar el tráfico. Los datos de su navegación (pero no los personales) se comparten con nuestros partners. Si continúa navegando está dando su consentimiento para aceptar las cookies. + INFO. ACEPTAR

Aviso de cookies