El Puente de Móstar, el símbolo Móstar.

El Puente de Móstar (o Puente Viejo de Móstar) es uno de los monumentos más icónicos de esta ciudad bosnia, además de haber sido uno de los símbolos de la Guerra de los Balcanes que aconteció durante la década de los 90 del siglo pasado.

Móstar es juntamente con la capital del estado, Sarajavo, la ciudad más importante de Bosnia, de manera que realizar una excursión a Móstar desde Dubrovnik es una de las posibilidades que debéis tener en cuenta si vais a recorrer la costa croata.

El Puente de Móstar, obra de Sinan.

El Puente de Móstar es una de las obras más conocidas de Mimar Sinan, el más famoso de los arquitectos otomanos y autor de varias de la mezquitas imperiales de Estambul, incluida la Suleymaniye, que está considerada como una de las más bellas de todas.

La expansión del Imperio Otomano llevó a este arquitecto e ingeniero civil a realizar obras a lo largo y ancho de los confines del Imperio Otomano. En Damasco, por ejemplo, también diseñó una mezquita.

El Puente de Móstar une las dos orilla del río Neretva a su paso por la ciudad vieja de Móstar, tiene un solo arco de unos 30 metros de longitud, unos 24 de altura y unos 4 metros de anchura. Fue alzado en 1566, aunque las dos torres que encontramos a su entrada (1 en cada orilla, conocidas como Torre Halebija y Torre Tara) fueron añadidas al cabo de un siglo.

Con el paso del tiempo, el Imperio Otomano fue perdiendo territorio, de manera que la actual Bosnia, al igual que otros lugares de la Antigua Yugoslavia, fue ocupada por distintas tribus de origen eslavo. Sin embargo, una importante comunidad de origen turco siguió residiendo en Móstar, ocupando finalmente una de las orillas del río Neretva. Es por ello que el Puente de Móstar se convirtió, en cierta manera, en el nexo de unión entre dos culturas absolutamente diferenciadas aunque podían vivir con cierta armonía (aunque no exenta de tensiones). En una orilla vivían los cristianos con sus escuelas y sus iglesias, y en la otra, los musulmanes de origen otomano, con sus mezquitas, sus escuelas coránicas y sus bazares turcos.

El Puente de Móstar es derribado.

La historia del Puente de Móstar pareció llegar a su fin cuando fue volado el 9 de noviembre de 1993 en plena Guerra de Bosnia. Durante aquella época, la ciudad de Móstar estaba ocupada por tropas bosníacas (musulmanas) y croatas. Fueron los croatas quienes ordenaron la destrucción de puente que unía las dos orillas del río. Aquello, además de suponer un atentado a la historia monumental de la ciudad, supuso un verdadero símbolo de aquella guerra fraticida que se llevó a 200.000 almas por delante.

La reconstrucción del Puente de Móstar.

Cuando se terminó la Guerra de Bosnia se decidió construir el Puente Viejo de Móstar en el mismo estilo y con mismos materiales que en el siglo XVI, en un acontecimiento que fue auspiciado por la misma Unesco. Reconstruir el Puente de Móstar no solo suponía la recuperación de un monumento histórico de gran importancia si no que suponía demostrar la voluntad de que la armonía entre las dos comunidades regresara tras el conflicto. Lo primero se consiguió en 2004, cuando el Puente de Móstar fue reinaugurado. En cuanto a la conciliación entre comunidades esto ya es otro cantar, pues tal y como ha venido sucediendo en los últimos siglos, musulmanes y cristianos siguen viviendo de espaldas unos a los otros.

La tradición de los Saltos desde el Puente de Móstar.

Al visitar el Puente de Móstar vais a poder ver como algunos jóvenes se tiran al río desde lo alto del monumento. Desde luego, no está nada mal tirarse desde lo alto de 24 metros. Se trata de una tradición que para nada es moderna, pues se remonta a casi 400 años de historia.

Además, año tras año se celebra una competición de saltos sobre el Puente de Móstar que es seguida por miles de lugareños y turistas llegados expresamente para el acontecimiento. Los mejores clavadistas del mundo se citan en el Puente Viejo de Móstar para mostrar sus habilidades. Esta competición de Saltos suele celebrarse cada agosto y en la actualidad forma parte de las Red Bull Cliff Diving World Series. Desde luego, visitar la ciudad en este momento es algo único. Sin embargo, si vuestro viaje no coincide con este momento, realizar una excursión a Móstar desde Dubrovnik es algo que igualmente os debéis plantear si vais a visitar Dubrovnik.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Como todo sitio de internet, La Guia Viajera emplea cookies para prestar sus servicios, personalizar anuncios y analizar el tráfico. Los datos de su navegación (pero no los personales) se comparten con nuestros partners. Si continúa navegando está dando su consentimiento para aceptar las cookies. + INFO. ACEPTAR

Aviso de cookies