Viajar en tren por España. 4 grandes ciudades a menos de 3 horas de Madrid.

Viajar en tren está cada vez más de moda en España. La Alta Velocidad ha llegado para quedarse y ello ha modificado los hábitos turísticos de los españoles. Más allá de las vacaciones de verano, cada vez es más habitual programar un fin de semana en alguna de las grandes ciudades españoles. Y los trenes de alta velocidad, capaces de unir distintas ciudades españolas que distan más de 600 km en apenas dos horas y media de trayecto, tienen parte de la culpa.

Además de resultar mucho más sostenibles que los viajes en avión, las ofertas en trenes de bajo coste se van a multiplicar en los próximos, meses gracias a la liberalización del sector. Primeramente, con la aparición de la línea de bajo coste asociada a Renfe, cuyas primeras plazas se han empezado a vender ya. Y enseguida, gracias a la aparición de nuevos operadores que, muy probablemente, presionaran los precios a la baja a partir de finales de este mismo año.

En este post te vamos a hablar de cuatro ciudades que están a menos de tres horas de trayecto en tren de alta velocidad desde Madrid. Todas ellas suponen una excelente excusa para pasar un fin de semana de cultura y ocio fuera de la capital de España.

4 escapadas en tren desde Madrid.

Zaragoza.

Más de 20 servicios de tren unen, cada día, la estación madrileña de Atocha con Zaragoza. En poco más de una hora y media de trayecto (incluso con trenes que tardan solo 1 hora y 23 minutos en completar el recorrido) uno puede plantarse en la ciudad de la Basílica del Pilar.

Zaragoza resulta un lugar ideal para pasar un fin de semana. Su oferta cultural es de primer orden. Pero no lo es menos su oferta lúdica, con el mítico barrio del Tubo, uno de los lugares más interesante de España tanto para tapear como para salir de copas.

Entre los lugares que hay que visitar en Zaragoza de manera imprescindible destacan la Basílica del Pilar, la Seo o los restos arqueológicos que nos remiten a la antigua Caesaraugusta, la ciudad romana sobre la que se asienta la Zaragoza Actual. No os debéis perder ni el viejo teatro romano ni las antiguas termas.

Entre los museos de visita imprescindible cabe señalar el Museo Pablo Gargallo, que alberga algunas de las mejores obras de este fenomenal escultor, incluida El Profeta.

Sevilla.

El tren AVE Madrid-Sevilla fue el que inauguró la red de ferrocarriles de alta velocidad españoles. Más de dos décadas más tarde, éste recorrido sigue siendo uno de los más demandados del país. No es de extrañar, pues pocos lugares de España resultan tan ideales como Sevilla para disfrutar de un fin de semana.

Entre las visitas imprescindibles de Sevilla destacan la Catedral y la célebre Giralda o el Real Alcázar de Sevilla, uno de los monumentos más bellos de España. No menos imprescindible resultan los paseos por el barrio de Santa Cruz o la visita al Hospital de los Venerables, que alberga el Centro Velázquez, donde resulta imperativo visitar el lienzo Santa Rufina, del genial pintor sevillano. Tampoco debería faltar durante un fin de semana en Sevilla, una ruta de tapas por el barrio de Triana, uno de los más populares de la ciudad, o un paseo matutino por la Plaza de España y el Parque de María Luisa.

Granada

Granada es otra de las capitales andaluzas que conjuga el arte con el buen vivir. La ciudad de la Alhambra es mucho más que esto. Aunque, desde luego, el viajero debe reservarse una mañana entera para visitar la Alhambra y los Jardines del Generalife, quizá el más espectacular de los monumentos de toda España. Tenís varias frecuencias que permite ir de Madrid a Granada en tren de alta velocidad por solo uno poco más de tres horas.

El recuerdo del paso de los musulmanes por la Península no se circunscribe, sin embargo, al célebre palacio nazarí. Merece la pena echar un vistazo al Bañuelo, el mejor de los baños árabes de Granada que han llegado a nuestros días y, desde luego, al barrio del Albaicín, popular donde los haya e incluido dentro de la lista del Patrimonio de la Humanidad.

Toda tarde en Granada debería terminar, sin embargo, en el mirador de San Nicolás. Con la Alhambra justo enfrente. Desde aquí se disfruta de una de las mejores vistas que se puede tener de ésta ciudad, con el telón de fondo de Sierra Nevada cerrando una imagen de postal.

Barcelona

No podía terminar esta lista de 4 de los lugares más demandados para pasar un fin de semana desde Madrid con la capital catalana. Los trenes de alta velocidad permiten realizar el trayecto entre la madrileña estación de Atocha y la barcelonesa de Sants en dos horas y media, a razón de varios servicios por hora.

Desde luego, un fin de semana solo permite disfrutar un poquito de los lugares que ver en Barcelona. Con el modernismo de Gaudí y Domènech i Muntaner como leitmotiv, uno haría bien en visitar la Sagrada Familia, el Palau de la Música o la Casa Milá, más conocida como la Pedrera.

Quien guste de las Compras y el ambiente distendido, no debe perderse el Portal del Ángel y el Paseo de Gracia. Y quien prefiera perderse entre piedras centenarias, debe disfrutar del Barrio Gótico y el de Marina, donde la visita a la Catedral o a Santa María del Mar se imponen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Como todo sitio de internet, La Guia Viajera emplea cookies para prestar sus servicios, personalizar anuncios y analizar el tráfico. Los datos de su navegación (pero no los personales) se comparten con nuestros partners. Si continúa navegando está dando su consentimiento para aceptar las cookies. + INFO. ACEPTAR

Aviso de cookies