Visitar los Acantilados de Moher desde Dublín.

Visitar los Acantilados de Moher desde Dublín es una de las mejores tours que se pueden hacer desde la capital de Irlanda. Además, una excursión a los acantilados de Moher desde Dublin permite poder acercarse también hasta Galway, ni que sea para echar un vistazo a la que es una de las ciudades más interesantes del oeste de Irlanda.

Los Acantilados de Moher

Antes de comentaros cómo podéis hacer una excursión a los acantilados de Moher desde Dublín os comentaré un poco acerca de este precioso paisaje.

Los acantilados de Moher son una serie de barrancos que se ubican en la costa occidental de Irlanda y que tienen una longitud total de unos 8 kilómetros. Las simas caen a pico al Océano Atlántico superando, en varios puntos, los 200 metros de altura.

Los acantilados de Moher se sitúan relativamente cerca de la ciudad de Galway, de manera que una excursión a los acantilados de Moher permite pasar unas horas en esta atractiva e histórica ciudad costera irlandesa. Incluso en el trayecto entre Galway y los acantilados se puede parar el alguno de los castillos irlandeses, como el castillo de Dunguaire.

Visitar los acantilados de Moher

Visitar los Acantilados de Moher desde Dublín: en barca o a pie.

Existen dos maneras de visitar los Acantilados de Moher: en barco o a pie, desde lo alto de los mismos. La verdad es que ambas resultan perfectas, pero probablemente debáis optar por una de ellas, porque el tiempo se os echará encima.

Para visitar los Acantilados de Moher tendréis que llegar hasta el centro de visitantes que se localiza unos 7 kilómetros al sur del pequeño pueblo de Doolin. En este punto podemos recoger información acerca de los senderos, conocer algo de la flora y fauna que encontraremos en los acantilados de Moher. Aquí conoceremos que en estos barrancos anidan los bonitos frailecillos, unas aves que se localizan también en las Islas de Arán o en Islandia, por ejemplo, y que suelen vivir en parejas y en acantilados. También podremos visualizar un video sobre este bonito paraje natural.

Es en este centro de visitante de los acantilados de Moher donde empiezan los distintos senderos que van entrando y saliendo por los acantilados. Desde ellos disfrutaremos de unas vistas excelentes. Se trata de aproximadamente un kilómetros de senderos. Sin embargo, son tantas las veces que pararéis para tomar fotografías de los Acantilados de Moher que la verdad es que vais a tardar bastante en recorrerlos.

Si, por el contrario, queréis visitar los acantilados de Moher en barco tenéis que tomar una embarcación en el pequeño pueblo de Doolin. Los paseos en barca tienen una duración aproximada de una hora y permiten tener otra perspectiva de esta belleza de la naturaleza. La verdad es que puede ser una muy buena experiencia, pero sobretodo en días en que la climatología acompañe, pues no es extraño que el mar este bastante picado en la costa occidental de Irlanda. En estos casos, visitar los acantilados de Moher desde el mar puede convertirse en una experiencia bastante menos agradable en los días de fuerte oleaje.

Realizar una excursión a los acantilados de Moher desde Dublin.

La excursión a los acantilados de Moher desde Dublin es la favorita entre los viajeros que visitan la capital de Irlanda (juntamente con la excursión a Belfast). Hay dos maneras de realizarla (en coche de alquiler o en tour organizado), pero contad que vais a requerir de un día entero para realizarla.

Si no queréis contratar un coche de alquiler, merece la pena saber que existen excursiones a los acantilados de Moher desde Dublin en español que parten cada día a las 7.30. Podéis mirar aquí los precios y contratarla. Además, durante el trayecto vais a parar en la ciudad de Galway, donde tendréis un buen rato para dar un paseo y conocer su catedral. Además, como decía, pasaréis por algunos castillos del oeste irlandés, como el de Dungaire.

excursión a los acantilados de Moher

La verdad es que realizar una excursión a los acantilados de Moher desde Dublin de manera organizada puede ser una muy buena idea si no os apetece alquilar un coche o conducir por la izquierda, que siempre resulta un poco pesado.

Créditos: Elizabeth K. JosephGiuseppe MiloGilles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Como todo sitio de internet, La Guia Viajera emplea cookies para prestar sus servicios, personalizar anuncios y analizar el tráfico. Los datos de su navegación (pero no los personales) se comparten con nuestros partners. Si continúa navegando está dando su consentimiento para aceptar las cookies. + INFO. ACEPTAR

Aviso de cookies