Visitar la Ciudad Prohibida de Pekín. Horarios y precios.

Visitar la Ciudad Prohibida de Pekín es tarea obligada si se va a visitar la capital de China. En realidad se trata, probablemente, del lugar más importante que ver en Pekín.

Qué era la Ciudad Prohibida de Pekín

La Ciudad Prohibida es un enorme complejo palaciego que fue sede de gobierno de China desde que fue construida a partir de 1406, en época del tercer emperador de la dinastía Ming, Yongle.

La ciudad Prohibida, que se ubica al norte de la Plaza de Tiananmen, ocupa una superficie de unas 72 hectáreas y está formada por varias decenas de edificios construidos siguiendo los designios de la arquitectura tradicional china. Desde que fue alzada, la Ciudad Prohibida fue el hogar de 24 Emperadores de China. Los gobernantes salían de palacio solo en contadas ocasiones (por ejemplo, cuando se para realizar las anuales oraciones en el Templo del Cielo).

Del mismo modo, bien pocas personas que no formaran parte de la Corte Imperial podían tener acceso a la Ciudad Prohibida y sus distintas dependencias, lo que en realidad convirtió al complejo palaciego en una verdadera ciudad rodeada de murallas dentro de la capital imperial. Tras la abdicación de Puyi en 1912, el último emperador de la dinastía Qing que gobernó en el país asiático (del que podéis saber su historia con la película El Último Emperador), la Ciudad Prohibida dejó de ser el centro de poder del país. En la actualidad, este enorme complejo palaciego está completamente museizado, de manera que se ha convertido en una de las estrellas de cualquier viaje a China.

Desde 1987, forma parte del patrimonio de  la Humanidad y es uno de los lugares más visitados del mundo. Es por ello, que las autoridades chinas has tenido que limitar el número de visitantes que pueden visitar la Ciudad Prohibida de Pekín cada día a (ojo al dato), únicamente, 80.000 personas.

Horarios y precios para visitar la Ciudad Prohibida de Pekín.

Estos son los horarios de visita de la Ciudad Prohibida.

  • Horario de verano (desde el 1 de abril hasta el 31 de octubre): de 8:30 a 17:00 horas.
  • Horario de invierno (desde el 1 de noviembre hasta el 31 de marzo): de 8:30 a 16:30 horas. Lunes cerrado.

Precios para visitar la Ciudad Prohibida de Pekín.

  • Precio de verano: 60 yuanes
  • Precio de invierno: 40 yuanes
  • Si se quiere visitar la Sala de los relojes o la Galería de los Tesoros hay que pagar 10 yuanes adicionales para cada lugar.

Qué ver en la Ciudad Prohibida

Normalmente deberéis entrar a la Ciudad Prohibida por la Puerta de Tiananmen, que es la que da a la plaza del mismo nombre y que fue construida en estilo tradicional en 1420. Sobre el arco de la puerta encontraréis la famosa foto de Mao Zedong.

A partir de esta puerta se trata de ir descubriendo los distintos palacetes que encontraréis en el sentido sur-norte. Todos los pabellones están edificados en estilo tradicional y casi siempre con el uso de la madera como material principal de construcción. El color principal predominante es el rojo, tan habitual de la arquitectura tradicional china. Los edificios suelen estar soportados por grandes columnas de madera y culminados con grandes tejados en visera.

Durante todo el recorrido se encuentras distintas escaleras y balaustradas, casi siempre de mármol.

Tras superar la Puerta de la Suprema Armonía nos encontramos con un gran patio, apto para hasta 30.000 personas y que era donde se celebraban las audiencias públicas. Justo enfrente, queda el salón de la Suprema Armonia, que queda alzado sobre una terraza de mármol en tres niveles.

Siguiendo el eje sur-norte, encontramos dos grandes salones más: el Salón de la Armonía Central y el Salón de la Armonía Preservada. En el primero se realizaban las celebraciones religiosas y en el segundo, los banquetes.

Situado por detrás del Salón de la Armonía Preservada, merece la pena observar la preciosa escalera decorada de mármol, de más de 16 metros de largo. Su decoración es exquisita, de lo mejor del arte chino.

A derecha e izquierda del eje sur-norte, encontramos otros pabellones, siempre respetando la arquitectura tradicional china. Muchos de ellos están museizados y se pueden visitar. Por ejemplo, en el Salón de la Longevidad, encontramos joyas de oro y plata y numerosos objetos de jade.

Casi al final de este eje sur-norte, llegamos al Jardín Imperial Yuhuayuan, de muy agradable visita. Fue diseñado durante los primeros años de construcción de la Ciudad Prohibida y ocupa 12.000 metros cuadrados. Se trata de un bonito jardín chino.

Contad que visitar la Ciudad Prohibida de Pekín os va a ocupar un mínimo de dos horas y media, de menar que merece la pena ir con tiempo y no cerca de que cierren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Como todo sitio de internet, La Guia Viajera emplea cookies para prestar sus servicios, personalizar anuncios y analizar el tráfico. Los datos de su navegación (pero no los personales) se comparten con nuestros partners. Si continúa navegando está dando su consentimiento para aceptar las cookies. + INFO. ACEPTAR

Aviso de cookies